Los Rolling Stones actúan en St. Louis. Fue su primer concierto público desde la muerte del baterista Charlie Watts.

Amy Harris / Invision / AP


ocultar leyenda

alternar subtítulo

Amy Harris / Invision / AP


Los Rolling Stones actúan en St. Louis. Fue su primer concierto público desde la muerte del baterista Charlie Watts.

Amy Harris / Invision / AP

S T. LOUIS – Los Rolling Stones están de gira de nuevo, esta vez sin latidos, o al menos sin latidos.

Los legendarios rockeros lanzaron su gira «No Filter», retrasada por la pandemia, el domingo en el Dome del America’s Center en St. Louis sin su baterista de casi seis décadas. Estaba claro desde el principio cuánto extrañaron los miembros de la banda, y los fanáticos, a Charlie Watts, quien murió el mes pasado a los 80 años. Excepto por un show privado en Massachusetts la semana pasada, el concierto de St. Louis fue el primero desde Watts. muerte.

El espectáculo se abrió con un escenario vacío y solo un tambor, con fotos de Watts parpadeando en el tablero de video. Después de la segunda canción, una entusiasta interpretación de «It’s Only Rock ‘N’ Roll (But I Like It)», Mick Jagger, Keith Richards y Ronnie Wood llegaron al frente del escenario. Jagger y Richards se tomaron de la mano mientras agradecían a los fanáticos por la gran cantidad de apoyo y amor por Watts. Jagger reconoció que fue emocionante ver las fotos de Watts.

«Esta es la primera gira que hacemos sin él», dijo Jagger. «Extrañaremos mucho a Charlie, dentro y fuera del escenario».

La banda luego dedicó «Tumbling Dice» a Watts.

La gira había sido programada para 2020 antes de que el coronavirus prácticamente cerrara la industria de las giras. Los signos de la pandemia estaban por todas partes en la feria en Missouri, un estado muy afectado por la variante delta del virus.

Un video tributo a Charlie Watts suena antes de que los Rolling Stones actúen durante la gira «No Filter» en The Dome en el America’s Center el domingo en St. Louis.

Amy Harris / Invision / AP


ocultar leyenda

alternar subtítulo

Amy Harris / Invision / AP


Un video tributo a Charlie Watts suena antes de que los Rolling Stones actúen durante la gira «No Filter» en The Dome en el America’s Center el domingo en St. Louis.

Amy Harris / Invision / AP

Las decenas de miles de fanáticos usaron máscaras como lo requiere el protocolo antivirus de St. Louis. Los propios Stones aparecieron en un anuncio de servicio público instando a cualquier persona con síntomas a quedarse en casa. Se instaló un sitio de vacunación en el domo, con planes para sitios similares en cada parada del tour.

El concierto en sí contó con el mismo ritmo de conducción personificado por Watts, gracias a su reemplazo, Steve Jordan. El baterista puede ser nuevo para los fanáticos, pero no es nuevo para los Stones: Jordan ha actuado durante años con el proyecto paralelo de Richards, X-Pensive Winos, junto con muchos otros actos destacados.

Aún así, los fanáticos acérrimos no pudieron evitar extrañar a Watts, considerado uno de los mejores bateristas del rock, a pesar de que su verdadero amor era el jazz. Se unió a Jagger y Richards en los Rolling Stones en 1963. Wood se unió en 1975.

Para Laura Jezewski, de 62 años, de Omaha, Nebraska, ver a los Stones sin Watts fue agridulce.

«Es realmente triste», dijo. «Es el primero de los viejos Stones en fallecer».

El espectáculo contó con la larga letanía de éxitos de la banda. Jagger apenas parecía un hombre de 78 años, pavoneándose por el escenario como un hombre de la mitad o un tercio de su edad; un torbellino constante de movimiento. Su voz y el trabajo de guitarra de Wood y Richards sonaban tan bien como siempre.

Después de St. Louis, la gira incluirá paradas en Charlotte, Carolina del Norte; Pittsburgh; Nashville, Tennessee; Minneapolis, Minnesota; Tampa, Florida; Dallas; Atlanta; Detroit; y terminando en Austin, Texas, el 20 de noviembre. La banda también agregó nuevas fechas en Los Ángeles el 14 y 17 de octubre, y un concierto en Las Vegas el 6 de noviembre.

Jezewski y su esposo de 60 años, Brad, llevaron a su hija de 30, Sarah, a St. Louis para el concierto. Fue la primera oportunidad de Sarah de ver a los Rolling Stones. Su mamá y su papá los han visto en varios lugares: Ames, Iowa; Boulder, Colorado; Denver; incluso Wichita, Kansas, que se remonta a la década de 1970.

Con los miembros sobrevivientes de la banda hasta bien entrados los 70, los Jezewski no querían perder esta oportunidad.

«Si es su última vez, estamos aquí», dijo Brad Jezewski. «Y si hay otra gira, también estaremos allí».



Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *